Tornar

A Duck Has an Adventure

Daniel Merlin Goodbrey

Llengua: Inglés
Edat: (12-14)

A Duck Has An Adventure es lo que su propio autor, Daniel Merlin Goodbrey, ha calificado como hipercómic: un cómic con una estructura narrativa ramificada. Y es precisamente esta ruptura en la linealidad en la narración una de las características más destacadas de esta obra. Basado en el estilo de las novelas Elige tu propia aventura del que Edward Packard fue precursor, A Duck Has An Adventure invita al lector a explorar las diferentes vidas que un pato podría tener, las cuales se desarrollan en torno a tres principales opciones: una existencia apacible, una carrera académica o una gran aventura pirata. En la primera podemos escoger entre dedicarnos a la pesca o a “perseguir” a las chicas del estanque y descubrir los líos amorosos que ello conlleva. En la segunda, por lo contrario, podemos decidir si convertirnos en un científico capaz de construir desde reproductores de música hasta máquinas interdimensionales o en un estudiante de doctorado que se debate entre hacerse escritor o artista. Y en la tercera, por último, nos haremos con el liderazgo de un barco pirata con el que podremos viajar al “Pentagrama de las Bermudas” o a la “Cala Gatito”.
A través de sus elecciones, el lector marcará la dirección que tomará la vida de este pato pudiendo, al mismo tiempo, explorar libremente todas y cada una de las historias que se mezclan y se bifurcan. Además, los más curiosos descubrirán que algunos caminos narrativos sólo se desbloquean si se llega a ellos desde dos direcciones diferentes. Para evitar que el lector se pierda en este entramado de posibilidades, se da la opción de volver a la última elección tomada o al comienzo de la obra a través de un click y de alejarse para descubrir el mapa que se ha ido dibujando a lo largo de la lectura.
Otro de los aciertos de la obra de Goodbrey es el uso del lenguaje icónico para aligerar la exigencia que una estructura narrativa tan compleja pudiera exigir al lector habituado a la linealidad de la mayoría de las obras analógicas. Esta simplificación a través de pictogramas y textos muy breves permite leer cada historia rápidamente. Además, también se incluye un contador de logros y finales que mide el progreso del lector.
En definitiva, consideramos la propuesta Goodbrey una de las mejores formas para iniciarse en la lectura de obras digitales con una estructura narrativa multilineal pues a través de un lenguaje icónico con algunos tintes humorísticos, incluso satíricos, se invita al lector a disfrutar y reflexionar sobre la pluralidad narrativa, una característica fundamental dentro de la literatura digital.
Si os gusta A Duck Has an Adventure, recomendamos un paseo por E-merl, web donde el creador de cómics inglés cataloga desde principios de siglo sus experimentos en ficción y recoge algunos de sus artículos teóricos sobre cómics digitales y non-paper-based.

Links descarrega