Tornar

Boum!

Cixous, Mikael

Laboratori: Les Inéditeurs
Llengua: Frances
Edat: (+14)

El día arranca temprano con la alarma del despertador. Promete ser rutinario y repetitivo, seriado (hasta alienante) pero, camino a la fábrica… ¡boom!… todo cambia y una vez allí más aún: ¡boom! ¡boom! ¡boom!

Los creadores de este imaginativo libro electrónico lo describen como un cuento horizontal, término que no puede ser más apropiado. Boum! está diseñado para leerse deslizando las pantallas de izquierda a derecha, lo que proporciona una narración lineal, bastante ordenada, pese a lo disparatada y surreal que es su historia. A la vez que lleva al lector a avanzar en el relato a través de la concatenación de las imágenes —algunas asociadas lógicamente, otras de manera más emocional y poética, y unas intencionalmente disociadas e incongruentes para generar sorpresa y humor– se le invita a que ralentice su lectura para disfrutar de un cuadro en particular (de hecho pareciera que se premia la lentitud y la contemplación). Descrito así Boum! parece un álbum sin palabras bien logrado. Sin embargo, es otra cosa. Ofrece una experiencia diferente. La tensión entre avanzar y detenerse está suscitada no sólo por las imágenes sino también por la música. La combinación de ambos da lugar a una narrativa rica en sinestesia, que a simple vista parece sencilla pero que indudablemente es el resultado de un concepto elaborado y de un equipo que sabe trabajar de manera integrada. Basta ver cómo, si se avanza en sentido inverso, de derecha a izquierda, la relectura resulta igualmente provechosa y armónica gracias a la fuerza expresiva de las imágenes y el tino de los efectos de sonido y la musicalización.

Como suele suceder en las apps hay sorpresas, animaciones que dependen de la interactividad, pero no son tantas; parecen contenidas para favorecer la narración lineal. Surgen, más bien, para premiar de vez en cuando la curiosidad pero sobre todo para generar una experiencia estética. Para sorpresa del lector, una de las partes más interactivas es la pantalla de entrada, donde al contrario del resto de la obra, se lee de manera vertical. En esta presentación, donde aparece el título y los créditos, un sombrero va cayendo grácilmente desde las alturas de un edificio. Cada vez que roza una ventana (producto de la manipulación que el usuario haga del iPad) ésta se convierte en otra cosa. Esta entrada espectacular está llena de alusiones a cinematográficas y gráficas: recuerda a escenas de caídas cenitales del cine (Birdman) y la TV (Mad Men) como a los CD-Roms de los noventa de Kveta Pakosvska, en las que las letras dependiendo de qué se tocaba del teclado se convertían en estallidos de color y de forma.

La riqueza de esta app es propicia para la formación literaria, visual y musical de jóvenes lectores, ya que por su manejo del tiempo, del ritmo, del espacio, etc.  permite reflexionar sobre la libertad del lector dentro de las narrativas lineales y confirmar que el “toqueteo” no tiene por qué ser focal en una app para que ésta sea juguetona.

Links descarrega