Tornar

El árbol de las mentiras

Hardinge, Frances

Il·lustracions:

Chris Riddell

Editorial: Bambú
Any: 2017
ISBN: 978-84-8343-514-4
Edat: (12-14)

El árbol de las mentiras ganó el premio al mejor libro del año 2015 en Gran Brentaña. Es la segunda obra infantil o juvenil conseguirlo y la primera fue El catalejo lacado de Phillip Pullman. Así que, ya de entrada, lo tenemos bien para considerar este título con atención y ver si las ilustraciones góticas de Chris Riddell nos tientan lo suficiente para aventurarnos en su buen número de páginas. Y sí, hacedlo, por favor. Os encontraréis transportados al siglo XIX inglés, en medio de las discusiones de los naturalistas a poco de la publicación de La evolución de las especies de Darwin, de las convenciones y formas de vida de la clase media acomodada y de la negativa a considerar la educación de las jóvenes más allá de su papel femenino. Las atmósferas de Arthur Conan Doyle -y sus misterios aclarados con racionales planes metódicos-, las de Jane Austen -con chicas listas pugnando por ser aceptadas como personas inteligentes-, e incluso el sabor de las aventuras de los exploradores, viajeros y naturalistas de Verne se hallan presentes.
La protagonista es Faith, una chica de catorce años, trasladada a una isla porque su padre tiene que intervenir en unas exploraciones arqueológicas. Pero hay aspectos muy oscuros en esta situación y la acción empieza realmente cuando el padre se suicida -según la versión más obvia, que impediría su sepultura en lugar sagrado y causaría la ruina de la familia-, o bien es asesinado, tal como se propone demostrar Faith. Pero el misterio policíaco es aún más complicado, porque lo que se disputa es un árbol que se alimenta de las mentiras que se le susurran y que hay que propagar. Faith lo hará, irá más lejos de lo que podría esperarse de la conducta de una buena chica y las mentiras provocarán un tsunami de podredumbre y contaminación en toda la sociedad de la isla.
La narración es compleja, bien cohesionada y de ritmo constante en su intriga. El personaje de Faith es muy matizado y sólo el principal de una profusa galería de personajes que son uno de los grandes méritos de la obra, aunque esto no nos hace desviar jamás del punto de vista de Faith y de la trama principal. Una obra para sumergirse, para ir deshilvanando un misterio lleno paisajes nocturnos y de temores bien descritos, así como para aprender de paso muchas cosas sobre la complejidad de las personas y la conquista de la igualdad. Requiere un buen lector. Pero será bien recompensado.