Tornar

El chico que salvo la Navidad

Haig, Matt

Il·lustracions:

Chris Mould

Traductors:

Elda García-Posada

Editorial: Destino
Any: 2016
ISBN: 9788408162896
Edat: (10-12)

El chico que salvó la Navidad fue publicada aquí hace un par de años, pero ha ganado el Premio Atrapallibres del ClijCAT de este año en la categoría de 10 años, ha tenido una nueva edición en 2018 y, por otro lado, nos permite dar un toque navideño a esta selección. La historia está protagonizada por un muchacho de once años llamada Nicolás y relata una gran aventura que al final de la obra le habrá llevado a convertirse en Papá Noel. Como muchas de las mejores aventuras de los últimos años, nos situamos en los fríos paisajes del norte, en este caso de Finlandia, y aquí encontraremos personajes mágicos de la mitología de estos lugares, como renos voladores, elfos, trolls y duendes, en algunos casos imprescindibles para dar razón del prodigio de la noche navideña.

La narración incorpora un buen número de elementos propios de la literatura infantil, desde situaciones de penuria y tías terroríficas que nos remiten a las obras de Roald Dahl, hasta aventuras que convocan humanos y seres fantásticos en carreras a través de grandes espacios helados mezcladas con conflictos paterno-filiales que nos recuerdan Luces del norte de Philip Pullman. Destaca también la relación del niño con un ratón convertido en mascota y que introduce un contrapunto de humor infantil en momentos de tensión, o bien su conexión con el reno que le hace de cabalgadura, una nueva versión de la imagen tradicional de chico con su dragón o caballo, y resulta especialmente acertada la creación de algunos personajes, como la niña elfo que sólo puede decir la verdad. La aventura también se une con el mensaje de la apuesta por creer en la magia, la fuerza de la esperanza que está dentro de nosotros, las formas dictatoriales del poder como formas erróneas derivadas del temor y, lógicamente, la felicidad que produce regalar y que está en la base de la decisión de Nicolás de dedicar su vida a ofrecer ese día de felicidad. En definitiva, una narración muy bien construida con un conglomerado exitoso de recursos literarios que acaban otorgándole una consistencia bien propia. El lector la leerá sin respirar y la cerrará con la satisfacción que produce una buena historia bien contada, con personajes y situaciones que quedarán instalados o reforzados en su imaginario.