Tornar

El extraño viaje que nadie se creyó

Cabré, Jaume

Traductors:

Mercedes Caballud

Editorial: Barcelona: La Galera
Any: 1980
ISBN: 978-84-246-4541-0
Edat: (10-12)

Conmemoramos este mes de septiembre de 2014 con una narración situada en septiembre de 1714 y es que El extraño viaje que nadie se creyó es la historia del sitio de Barcelona. El libro fue editado en el año 1980 tanto en castellano como en catalán por La Galera (y reeditado de nuevo en catalán en 2013), dentro de la colección “Los grumetes de La Galera”, en la que podíamos encontrar un buen número de libros que tenían por trasfondo la historia de Cataluña, silenciada hasta entonces en las escuelas. Esta obra de Jaume Cabré pertenece a la época en la que el autor alternaba su escritura para adultos con algunas excelentes obras juveniles antes de convertirse poco a poco, se podría decir, en el actual gran escritor Jaume Cabré, con obras tan celebradas como Yo confieso. El extraño viaje que nadie se creyó nació con buen pie, ganando el premio Folch i Torres de 1979, el de la crítica “Serra d’Or” de 1981 y entrando en la lista de honor del CCEI del mismo año.
La obra se vale del recurso del salto al pasado para situar a un muchacho llamado Roc Pons, no demasiado ducho en historia, todo se ha de decir, en mitad del sitio barcelones de 1714. La narración fluye perfectamente por las breves peripecias del desorientado muchacho hasta que, tras su salida de la ciudad para entregar un mensaje de ayuda, vuelve a su presente sin saber realmente cómo acaba la historia. La gracia de la narración es la facilidad con la que fluye, y la habilidad de su capacadidad de insinuación: se mueve por el terreno de la aventura,  pero sin haberse cuajado ninguna trama compleja, nos encontramos avocados al desenlace; comienza a configurar una pandilla con Roc, el amigo y el tatarabuelo-niño encontrado, sin dejar Roc de ser el protagonista; entramos y salimos de la historia en mayúsculas, pero el peso literario no se desequilibra y los hechos históricos quedan flotando como una incitación al saber. Todo acaba siendo un momento, una breve visita, unas cuantas peripecias incluso humorísticas de un chico actual que asoma la cabeza un par de días en el pasado de su propia familia y de su ciudad y vuelve con el trofeo el sentido del propio pasado que da espesor a los individuos. La edición actual catalana ha añadido la fecha en su portada (sin duda como reclamo publicitario en este año del tricentenario) y probablemente haya pocos jóvenes catalanes que a día de hoy no tengan conocimiento de los hechos. Pero la narración continúa siendo una buena historia, una aventura de buenos mozos, quizás incluso demasiado poco maliciosos, y escrita a la altura de su autor. Una buena ocasión para prestar atención a un buen título.

Teresa Colomer