Tornar

Caperucita Roja

Beatrix Potter

Il·lustracions:

Helen Oxenbury

Traductors:

Francesca Martínez

Editorial: Juventud
Any: 2019
ISBN: 978842614604-5
Edat: (8-10)

En 1912 la escritora y botánica Beatrix Potter elaboró ​​una versión de la Caperucita Roja que nunca llegó a publicar. Esta adaptación, basada en el esquema narrativo de les Histoires ou Contes du temps passé (1697) de Perrault, se ubica en un espacio rural inglés que es descrito de manera detallada y altamente poética. La artista también incluye otros elementos folklóricos anglosajones como la canción que cantan los leñadores, que en este relato éstos toman más de protagonismo que en la versión francesa. Pero aparte de las amplias descripciones y otros pequeños cambios, la autora se mantiene fiel al cuento de Perrault, especialmente manteniendo el desenlace negativo cuando abuela y niña son devoradas por el lobo. No es hasta 1971 que este texto se publica por primera vez, cuando Leslie Linder lo incluye en A history of the Writings of Beatrix Potter: including Unpublished work. Un libro, y un cuento, que marcarán a una joven Helen Oxenbury, que tendrá que esperar muchos años para recibir el encargo de la editorial londinense F. Warne para poderlo ilustrar.

Oxenbury sabe captar el tono y la intensidad dramática del texto de Potter, aunque amplía aún más las descripciones de los escenarios campestres a través de ilustraciones realistas de prados, colinas y cottages ingleses. Se permite, sin embargo, algunos cambios de acuerdo con las convenciones literarias actuales: otorga narratividad a los elementos paratextuales como las guardas, donde se representa un mapa con el escenario del relato; y ofrece al lector la posibilidad de escoger el tipo de final. Y es, precisamente, aquí donde Oxenbury nos ofrece su toque más personal, cuando a través de la última ilustración a doble página, el lector puede escoger entre el final negativo del texto, o bien optar por un nuevo desenlace, únicamente visual, «para los corazones más débiles y delicados», tal y como ella misma confiesa en el prólogo inicial.

La representación de personajes también se aleja del relato original, con un lobo antropomórfico, vestido como un dandy, y que cambia de morfología a lo largo del relato. Como es habitual en esta artista, las ilustraciones en acuarela y lápiz permiten la legibilidad con un trazo bien definido, una reducida gama cromática y una composición de página variable. Un versión muy british que sabe mantener la oscuridad narrativa de los cuentos populares, e incluir luminosos cambios visuales y de distanciamiento como el humor, que la hacen, de nuevo, un clásico muy actual.

La obra es adecuada para la lectura etnopoética en las clases de primaria, para comparar diferentes versiones y los cambios en la recepción de los cuentos populares a lo largo del tiempo. Estas actividades literarias se pueden ampliar con la consulta del espacio web del V & A Museum de Londres, donde se pueden visualizar manuscritos e ilustraciones de Beatrix Potter. Y si queréis saber más sobre la figura de Helen Oxenbury, os invitamos a leer esta entrevista  y este libro de estudio en torno a su trabajo .

Cristina Correro